Previa Tour de Francia 2020 (IV): Análisis de la tercera semana

Previa Tour de Francia 2020 (IV): Análisis de la tercera semana

14 septiembre 2020 Desactivado Por M. Bouzas Fernández

El Tour de Francia encara su recta final con la llegada de los Alpes. Con una clasificación general apretada tanto en la lucha por la victoria como en la lucha por el podio, tres etapas de la montaña y la contrarreloj final en La Planche des Belles Filles acabarán de decidir la carrera. Hasta el momento la carrera ha estado marcada por el dominio dE Jumbo-Visma, recordando al Sky de antaño y por las debilidades mostradas por hombres como Egan Bernal, Thibaut Pinot o Nairo Quintana.

La igualdad, favorecida por la ausencia de etapas de fondo y alta montaña ha caracterizado los primeros quince días. La montaña de los Alpes sigue esta tónica: etapas de no más de 180 kilómetros y ausencia de los grandes clásicos de la cordillera alpina como Croix de Fer, Glandon, Galibier, Alpe d’Huez… a excepción de La Madeleine.

Etapa 16 → La Tour du Pin – Villard de Lans (174 km)

Favorito SPF: Thomas de Gendt (LTS)

La primera de las tres etapas alpinas es, sobre el papel, la menos exigente. La ‘Grande Boucle’ recupera un final muy usado a finales de los años 80 en Villard de Lans, con victoria de Perico Delgado en 1987 y de Laurent Fignon en el 89 en un etapa de 91 kilómetros, repitiendo los dos mismos puertos finales que se subirán en la etapa de este martes. Centrándonos en el recorrido propuesto para esta edición, dos repechos en los primeros 13 kilómetros -uno de ellos de 4ª- pueden ayudar a la formación de la fuga.  Sin embargo, el sprint de Saint Joseph de Riviere -km 44- puede marcar estos primeros compases si el Bora decide controlar como ya hizo en las etapas del Macizo Central.

A continuación, dos puertos de segunda categoría encadenados: el Col de Porte y la dura Côte de Revel con un porcentaje medio del 8% a lo largo de sus 6 kilómetros. Debería ser una fase de carrera que sirva para la consolidación definitiva de la fuga. El punto importante de la etapa para los hombres de la general y para ver movimientos lejanos podría ser la Montée de SaintNizier -1ª; 11km al 6-5%-. No es una ascensión con rampas importantes y la carretera es ancha, lo que favorece que los ciclistas se mantengan a rueda. Sin embargo si alguno muestra debilidades, los 20 kilómetros que restan a meta desde la cima pueden favorecer que se hagan grandes huecos.

Etapa 17 → Grenoble – Meribel / Col de la Loze (170 km) 

Favorito SPF: Primos Roglic (TJV)

El miércoles llega la catalogada por muchos como etapa reina de este Tour de Francia, con el descubrimiento para la carrera del Col de la Loze, una prolongación de la subida a Meribel por pistas de esquí asfaltadas para la práctica del ciclismo y que permanecen cerradas al tráfico. La gran pega a esta etapa es la falta de dureza en los primeros 90 kilómetros, prácticamente llanos, y la falta de kilometraje para ser considerada un jornada de gran fondo. Una posible alternativa podría ser la inclusión de Croix de Fer como primer puerto de la jornada, resultando un kilometraje próximo a los 200 kilómetros y un desnivel superior a los 5000 metros.

Posible alternativa, realizada con el editor de Cronoescalada.com

Ciñéndonos a la etapa diseñada por ASO, el encadenado final sigue siendo muy duro: dos puertos de categoría especial que rondan la hora de ascensión, si bien la falta de dureza previa y el hecho de que el Col de la Loze -HC; 21.5 al 7.8%- sea una ascensión llevadera, puede restringir los ataques a los últimos 5 kilómetros, cuando ya la carretera se vuelve más estrecha y empinada por antiguas pistas de esquí, en busca de la meta. El último tramo de ascensión también es muy abierto al viento, por lo que este factor puede ser determinante.

 

Col de la Madeleine y Col de la Loze (ASO)

Etapa 18 → Meribel – La Roche sur Foron (175 km)

Favorito SPF: Pierre Rolland (BVC)

La 18ª etapa se presenta como la última oportunidad para los escaladores antes de la contrarreloj de la Planche des Belles Filles. Cerrará el tríptico alpino. En nuestra opinión, es la mejor diseñada de toda la carrera. Vuelve a estar coja de kilometraje (175 km), pero el desnivel acumulado ronda los 5000m y a partir del kilómetro 25 apenas hay tramos llanos. Cormet de Roselend -1ª; 18.6 km al 6.1%- podría acabar de seleccionar la fuga, favoreciendo el desgaste en el pelotón y que algunos equipos filtren a hombres que hagan de puente en los kilómetros finales, una labor que se antoja clave para quienes deseen atacar en el Plateau de Gliéres. Sin tiempo para el descanso, llega Col de Saisies -2ª; 14.6 km al 6.4%-, una subida conocida por los lejanos ataques de marco Pantani en el 2000 o Floyd Landis en el 2006, pero que en principio no debería jugar ese papel.

Encadenado con Saisies, se afrontará el Col des Aravis. Estas dos ascensiones son características de las etapas con final en Morzine y con el Jeux Plane de paso. Sin embargo, en esta edición, se ha optado por incluir el durísimo Plateau des Gliéres -HC; 6 km al 11.2%-, que cuenta con un tramo de tierra antes de empezar la bajada. Se corona a 32 kilómetros de meta, por lo que en caso de haber ataques los huecos podrían hacerse muy grandes, volviéndose clave las estrategias de equipo. El puerto no puntuable de Fleuries (6km al 4%) hace que el tramo final recuerde al tan característico encadenado Mortirolo+Aprica usado por el Giro d´Italia. Superada esta cota, los 10 últimos kilómetros hasta la Roche-Sur-Foron son favorables.

Etapa 19 → Bourg en Bresse – Champagnole (166 km)

Favorito SPF: Peter Sagan (BOH)

Después de tres etapas montañosas, los velocistas volverán a tener otra oportunidad camino de Champagnole, si bien el terreno quebrado podría favorecer que una fuga llegase a buen puerto. Todo dependerá de la ambición de los equipos de los hombres rápidos por controlar la carrera.

Etapa 20 → Lure – La Planche des Belles Filles (36 km) -CRI-

Favorito SPF: Primoz Roglic (TJV)

La especialidad de la contrarreloj acabará por determinar la clasificación general del Tour. Pese a que la distancia a recorrer no es excesiva, la ascensión a La Planche des Belles Filles -1ª; 5.9 km al 8.5%- hará que el esfuerzo de los ciclistas se acerque a la hora. Con sus diferencias, este modelo de contrarreloj mixta parece imponerse en los últimos tiempos en las grandes vueltas, con la crono de San Marino en la pasada edición del Giro d’Italia o la crono de esta edición de La Vuelta con final en el Ézaro.

Al contrario de lo que se podría pensar, no es un formato que favorezca especialmente las aspiraciones de los escaladores. Sirva como ejemplo la mencionada etapa de San Marino, donde Primoz Roglic metió 2′ a Carapaz y 3′ a Mikel Landa. En cuanto al previsible duelo Pogacar-Roglic, el ciclista del UAE batió por 9″ a Roglic en una cronoescalada con final en la estación de Pokjulka que sirvió este año como campeonato esloveno.

Etapa 21 → Mantes La Jolie – París (174 km)

Favorito SPF: Alexander Kristoff (UAD)

La característica etapa de París en los Campos Elíseos pondrá la guinda al pastel y se decidirá, como ya es tradición, en un sprint masivo.


Imágenes destacada y perfiles: ASO y Cronoescalada