Previa etapa 19 Tour de Francia: Saint Jean de Maurienne-Tignes

Previa etapa 19 Tour de Francia: Saint Jean de Maurienne-Tignes

26 julio 2019 Desactivado Por M. Bouzas Fernández

Tras la etapa reina de esta edición del Tour de Francia, es turno para la 19ª jornada de la ronda gala, con inicio en Saint Michel de Maurienne y final en la estación de esquí de Tignes, marcada por un escaso kilometraje de tan solo 126 kilómetros. Como principal dificultad, se afrontará el paso de montaña más alto de Europa y de esta edición de la carrera francesa: el Col de l’Iseran.

VISIÓN GENERAL DEL RECORRIDO

Los primeros kilómetros transcurrirán por el valle de la Maurienne y los ciclistas se dirigirán a la frontera italiana camino de las faldas del Iseran, que comienza en el kilómetro 75. Hasta ese momento, el terreno será muy incómodo y se superarán un total de tres puertos puntuables que no tendrán descenso. Una vez se corona Iseran, se desciende este puerto, aunque no en la totalidad de su vertiente norte, ya que poco después del paso por Val d’Isere se toma un desvío hacia la estación de Tignes, donde está situada la meta.

PUERTOS PUNTUABLES

Côte de Saint-Andre -3ª; 3.1 km al 6.8%-. Se corona en el kilómetro 21.

Monteé d’Aussois -2ª; 6.5 km al 6.2%-. Se corona en el kilómetro 38.

Col de la Madeleine -3ª; 3.9 km al 5.6%-. Se corona en el kilómetro 63.

Col de l´Iseran -HC; 12.9 km al 7.5%-. Se corona en el kilómetro 89.

Montée de Tignes -1ª; 7.4km al 7%-. Se corona en el kilómetro 124.

Iseran ofrece la oportunidad de aprovechar el desgaste de ayer. Tiene rampas de entidad y la altitud puede dejar sin piernas a más de uno. Por otra parte, el descenso es bastante técnico, al igual que los afrontados en el día de ayer. Asimismo, ofrecerá el doble de puntuación de cara a la clasificación de la montaña al que ya le pertenece, por su categoría al tener más de 2000 metros de altitud. Tignes, por su parte, es un puerto bastante pedalable. Tiene una buena carretera, aunque con alguna rampa importante en su parte final.

ANTECEDENTES Y DATOS

Se recupera el icónico paso de Iseran, ausente en su vertiente sur desde 1964 y solo transitado en un par de ocasiones desde entonces. En 1992 formó parte de la histórica etapa de Sestriéres y en 2007 estaba situado en la salida de una etapa que partía de Val d´Isere. Precisamente el día antes a aquella jornada del Tour 2007 se llegó a Tignes, subiéndose antes Hauteville y Roselend. Esta 19ª es la quinta etapa del Tour con más desnivel positivo de la presente edición, con unos 3500 de desnivel positivo, siendo la segunda que más kilómetros aporta por encima de los 2000 metros.

Cada vez quedan menos oportunidades para desbancar a Alaphillippe. Tignes es una subida que se le adapta a la perfección a sus condiciones y los demás favoritos, de no moverse antes se arriesgarían a dejar al ciclista del Deceunick con opciones de ganar el Tour en la última etapa.


Imagen destacada y perfiles: Tour de Francia / ASO