Liège-Bastogne-Liège – Jakob Fuglsang no tuvo rival

Liège-Bastogne-Liège – Jakob Fuglsang no tuvo rival

28 abril 2019 Desactivado Por Ibai Lara Etxebarrieta

Este domingo se disputó una nueva edición de la Liège-Bastogne-Liège, con un recorrido novedoso en el final pero con los mismos favoritos que hemos visto en las Ardenas. Las cotas de La Redoute (2 km al 8,9%) y Roche Aux-Facons (1,3 km al 11%) a 30 y 14 km para la llegada, respectivamente (con otra cota «menor» entre ambas), se pronosticaban como decisivas para la resolución de la carrera pero el nuevo final llano y en descenso, sin más cotas, daba pie a posibles sorpresas. A pesar de los intentos del Deceuninck-Quick Step para romper la carrera en favor de Julian Alaphilippe, Jakob Fuglsang (AST) no tuvo rival en Roche Aux-Facons consiguiendo una gran victoria en solitario.

Como era de esperar se produjeron numerosos intentos de fuga hasta que finalmente Lilian Calmejane (TDE), Julien Bernard (TFS), Tobias Ludvigsson (GFC), Andrea Pasqualon (WGG), Jérémy Maison (PCB), Kevin Deltombe (SVB), Kenny Molly (WVA), y Mathijs Paasschens (WVA) que llegaron a tener 9 minutos de ventaja pero en todo momento estaban controlados por un pelotón comandado principalmente por Deceuninck-Quick Step, con colaboraciones puntuales del Lotto Soudal y Sky. Julien Bernard coronó en cabeza la mayoría de cotas de esa parte inicial e intermedia.

A unos 105 km para la llegada el Deceuninck-Quick Step decidió imponer un gran ritmo, que unido al suelo mojado provocó que el grupo principal se quedase en unos 50 corredores. Coincidiendo con ese movimiento Alejandro Valverde (MOV) se retiró. Tras desacelerar un poco el ritmo se produjeron numerosos ataques en ese pelotón principal que definitivamente atraparon a los fugados que aun quedaban en cabeza pero en los que curiosamente no entró ningún corredor del Deceuninck-Quick Step.

Estos fugados fueron: Michael Albasini (MTS), Tanel Kangert -que en todo momento parecía el mas fuerte de ese grupo- (EF1), Omar Fraile (AST),  Alessandro de Marchi (CPT), Damiano Caruso (TBM), Winner Anacona y Carlos Verona (MOV), Benoit Cosnefroy (ALM), David de la Cruz (SKY) y Bjorg Lambrecht (LTS). Aunque llegaron a tener  50″ de ventaja la entrada al relevo tras coronar La Redoute del BORA-Hansgrohe y la falta de colaboración y fuerzas delante -con un Kangert superior que se marchó solo- hizo que la carrera estuviese controlada de nuevo para el grupo de favoritos.

A 30 km del final entró a colaborar también el Astana en un grupo que ya solo era de 30 corredores y ya solo tenía una desventaja de 30″ con el estonio. A 24 km del final Patrick Konrad (BOH) cazó al fugado y posteriormente Tim Wellens (LTS) y Daryl Impey (MTS) cazaron a los fugados, formando un cuarteto perseguidor. Pronto, antes de Roche Aux Facons, Astana se puso manos a la obra para controlar lo que quedaba de terreno previo a la subida.

Jakob Fuglsang (AST) no se lo pensó dos veces y atacó pronto, solo pudiendo salir a su rueda en un primer instante Michael Woods (EF1) y Davide Formolo (BOH). Cuando parecía que los tres iban a entenderse y llegar a meta, el danés apretó aún más y descolgó a los otros dos corredores. Woods fue atrapado por un pequeño grupo en el que apenas había entendimiento debido a la desventaja casi irrecuperable sobre el danés cabeza de carrera (salvo caída por la lluvia o suelo mojado, que a punto estuvo de ocurrirle a Jakob), mientras que Formolo pudo llegar en solitario para obtener el segundo puesto por detrás del ganador, con gran autoridad, Jakob Fuglsang (AST).

CLASIFICACIÓN 

  1. Jakob Fuglsang (AST) 6h 37′ 37″
  2. Davide Formolo (BOH) +27″
  3. Maximilian Schachmann (BOH) + 57″
  4. Adam Yates (MTS) m.t.
  5. Michael Woods (EF1) m.t.

Imagen destacada: Velomotion/Getty Images

Sprint final. Ibai Lara (@ibai_lara@ibai_lara)