La Vuelta presenta un recorrido continuista para 2020

La Vuelta presenta un recorrido continuista para 2020

17 diciembre 2019 Desactivado Por Eriz Fraile García

Tras semanas de rumores y, sobre todo, de espera tras el resto de presentaciones y el final de temporada; este martes se dio a conocer el recorrido de la 75ª edición de la Vuelta a España. Un trazado que, por lo general, mantiene la esencia de los últimos años en cuanto a la longitud de las etapas se refiere, apostando de nuevo por días cortos y explosivos. En resumen, habrá hasta ocho finales en alto, incluyendo en esta suma la crono con final en las imposibles rampas del Mirador de Ézaro. Además, no se deja de lado el modelo de colocar la dureza desde la primera semana y tener una penúltima jornada de montaña antes del paseo por Madrid.

Como ya se sabía desde hace meses, las tres primeras jornadas transcurrirán por los Países Bajos, con una crono por equipos en Utrecht y dos previsibles días de tranquilidad con final en dicha localidad y en Breda. Tras la necesaria jornada de descanso para realizar el traslado a la península ibérica, la carrera tendrá su primer final en alto en Arrate, que será el último de los cuatro puertos en una jornada con aroma a Itzulia. Este primer tríptico de montaña seguirá entre Pamplona y Lekunberri, donde se colocará la meta tras la imponente subida a San Miguel de Aralar. Como guinda, la Laguna Negra de Vinuesa hará su estreno en La Vuelta en una etapa ‘pseudo-monopuerto’.

La primera oportunidad para los sprinters en territorio nacional llegará al día siguiente, en la localidad aragonesa de Ejea de los Caballeros. La región será también protagonista de camino a los Pirineos, con una jornada trampa que une Huesca con Sabiñanigo y tendrá en la ascensión a Petralba su ‘punto caliente’ a apenas 15 kilómetros de meta. Para completar esta primera semana de carrera, La Vuelta cruzará la frontera desde Biescas, para afrontar Portalet y dos colosos galos como Aubisque y el mítico Tourmalet. Sin embargo, el principal ‘pero’ de esta etapa será su escasa longitud, pues la meta estará situada tras apenas 135 kilómetros.

Después de la jornada de descanso, la tranquilidad no será la invitada a la carrera, puesto que Euskadi recobra el protagonismo con una etapa que recuerda a épocas pasadas con inicio en Vitoria-Gasteiz y final en Villanueva de Valdegovía, previo paso por Orduña en dos ocasiones. Los escaladores seguirán siendo protagonistas en tierras riojanas, puesto que Moncalvillo acogerá su primer final en alto de La Vuelta. Tras esto, habrá una nueva oportunidad para velocistas entre la Base Militad Cid Campeador y Aguilar de Campoo. De paso por la cornisa cantábrica, Castro Urdiales y Suances se unirán en un día con cerca de 200 kilómetros y muchos repechos no puntuables.

Un año más, Asturias será una de las atracciones importantes para la montaña, con dos finales en alto con tradición en los últimos años. En primer lugar, La Farrapona marcará el final tras pasar por La Campa y tres altos de 1ª categoría como Colladona, Cobertoria y San Lorenzo. El sabor agridulce llegará antes del tercer día de descanso, puesto que la llegada a L’Angliru se verá empañada por ser una jornada que supera tímidamente el centenar de kilómetros. Para poner fin al paso por la la zona más norteña de España, se realizará una crono con final en el Mirador de Ézaro antes de una jornada para fugas con final en Ourense y el viaje a Portugal para terminar en Matosinhos.

El regreso al país anfitrión de la carrera se producirá en con salida en Viseu y final en Ciudad Rodrigo, sin grandes dificultades orográficas. Como fin de fiesta montañoso, cinco altos puntuables -uno de 1ª, otro de 2ª y tres de 3ª- precederán a la cima salmantina de La Covatilla. Sin cambiar las costumbres, Madrid será el lugar donde se bajará el telón con el clásico circuito por La Castellana. En definitiva, se trata de un recorrido que sigue en la línea de la última década, aunque con menos llegadas en ‘muritos’, sustituidas por un número ligeramente excesivo de finales en alto. Además, sigue habiendo jornadas con puertos de paso importantes, un hecho que ya sorprendió en la pasada edición.


Imagen destacada y perfiles de las etapas: La Vuelta / Unipublic

Sprint Final. Eriz Fraile (@FraileEriz).