Entrevistamos a Enara López: «La oportunidad que tendré en 2020 es como vivir en un sueño»

Entrevistamos a Enara López: «La oportunidad que tendré en 2020 es como vivir en un sueño»

16 agosto 2019 Desactivado Por Eriz Fraile García

General final del Torneo Euskaldun Féminas, general sub23 de la Copa de España Féminas y Trofeo Ayuntamiento de Estella. Pocas victorias adornan el palmarés de Enara López (Bilbao, 1997), pero todas ellas tiene un valor especial dentro del calendario nacional de ciclismo femenino. Una de las grandes promesas de nuestro país habló recientemente con Sprint Final, tocando tanto su pasado -con la abrupta salida de Bizkaia-Durango de por medio- como de su futuro en Women Cycling-Casa Dorada, el nuevo equipo formado por Iñigo Cuesta para la próxima temporada.


  • Hace ya diez años que empezaste en el ciclismo. ¿Que sueños y expectativas tenía aquella Enara de 12 años?

«Empecé en el ciclismo por llevar una vida más sana, aunque siempre he sido una chica deportista: he hecho karate, baloncesto… Aparte de eso, mi hermano también competía en ciclismo y, bueno, le vi correr y me piqué».

  • Antes de empezar tu segundo año como sub23, tuviste una lesión importante. ¿Pensaste en algún momento que podía frenar tu progresión en el ciclismo o poner fin a tu carrera?

«Fue una lesión importante, ya que me rompí el maléolo y es un hueso fundamental para mover el pie. Hubo momentos en los que veía que quizá perdía cierta capacidad a la hora de correr, lo que me preocupaba sobre todo para el ciclocross. Sin embargo, al cabo de un par de años desaparecieron por completo las molestias y ahora estoy recuperada al 100%».

  • Pese a haber estado en los puestos delanteros en categorías inferiores, nunca has sido una ciclista de muchas victorias. Por tanto, ¿En qué crees que se han fijado los equipos por los que has pasado a la hora de fichar?

«La verdad que si tengo que destacar alguna cualidad en mi forma de correr, creo que soy bastante regular, aunque siempre intento mejorar. Suelo terminar las temporadas igual que empiezo, aunque siempre hay algunos días en los que no terminas de encontrar las sensaciones. Supongo que eso es lo que han visto en mi todos los equipos».

  • ¿Con que te quedas de cada uno de los equipos que has estado hasta ahora?

«Para empezar, la SC Balmasedana me enseño todo. Con ellos aprendí a andar en bici. Ya en junior, me quedo más con el disfrute de la categoría que con lo aprendido. En cuanto a Sopela y Bizkaia-Durango, me han enseñado a correr en el extranjero y a trabajar en equipo, sobre todo. ¿A partir de ahora? Pues tengo que aprender a rodar en el pelotón internacional, conocer mejor a las corredoras de fuera… En las carreras de casa, todo es mucho más fácil porque nos conocemos todas. En el extranjero, muchas veces pierdes una escapada buena por no saber quienes son».

  • Pese a cambiar de equipo a mitad de 2018, conseguiste tus primeros Top10 con ambos a lo largo del Torneo Euskaldun. ¿Que cambió el año pasado para dar ese salto de calidad?

«Como ya he dicho, siempre intento mejorar poco a poco. Además, este año he sentido la confianza del equipo y eso sí que es algo realmente importante.»

  •  Este año has ido de menos a más y te estrenaste en Estella con victoria en la categoría. ¿Que se te pasó por la cabeza aquel día después de cruzar la meta? ¿Será la primera de muchas?

«La verdad que fue un día muy duro para mi desde salida, ya que tuve calambres durante gran parte de la carrera. Por momentos, pensé en abandonar, pero gracias a la insistencia de Ainara Elbusto (compañera de equipo) decidí seguir en carrera. Pasar de ese estado de ánimo a ganar… No me lo creía. Es complicado explicar esa sensación».

  • Más allá de las victorias, este año has mostrado una gran regularidad, tanto en el Torneo Euskaldun como en la Copa de España. Sin contar el triunfo en Estella, ¿Con que momento de esta temporada te quedas?

«Sin duda, con la carrera de casa, con el GP Muniadona. Además de que siempre es distinto correr cerca de los tuyos, estoy muy contenta con el resultado. Conseguí aguantar a rueda de Eider Merino en las subidas y eso es algo que no pueden decir muchas (risas) Ah, y gané la Copa de España sub23 ese día, que también es un premio muy importante».

  • Tus buenos resultados te han servido para ser convocada por la Selección Española para los Europeos de Alkmaar. ¿Que recuerdos te has llevado de esta carrera?

«Al final, me fui con un sabor un poco agridulce de los Europeos porque no pude terminar la carrera, ya que llegué a los Europeos con muy buenas sensaciones. En la salida, nos colocaron según los dorsales y toda la selección estaba en la parte de atrás. Hubo una caída después de cinco curvas y terminamos todas en el suelo, menos Sandra (Alonso) y Sara (Martín), que se cayeron más tarde. Era un circuito bastante raro, con mucho curveo y peligro. Aún así, es una experiencia inolvidable e ir con la selección es una de los mayores logros que puedes conseguir».

  • Un año más, los Mundiales no tendrán prueba reservada para féminas sub23 y esto limita mucho las opciones de ser seleccionada. Aún así, ¿Esperas estar en la lista o, al menos, entre las aspirantes?

«Se que es complicado estar en la lista definitiva, pero todavía me veo con opciones. Hay algunas corredoras que deberían ser fijas, como Eider Merino, Ane Santesteban, Mavi García, Cristina Martínez… Pero siempre existe la esperanza de que aún quede un hueco libre y pueda entrar en la convocatoria. Si no voy al Mundial, al menos espero estar convocada en alguna otra carrera».

  •  En 2020 recalas en un nuevo equipo, que quiere ser profesional desde el primer día y espera estar entre los mejores del mundo a corto plazo. ¿Qué sentimientos te despierta esta oportunidad?

«Es como vivir en un sueño o en un cuento.  Una de las metas que te marcas cuando empiezas a competir realmente es llegar a ser profesional algún día. Además, el ciclismo femenino aún está en desarrollo, por lo que oportunidades cómo estás hay pocas todavía, por desgracia. No me marco grandes objetivos de cara al año que viene, más allá de ayudar al resto del equipo en todo lo que me pidan e ir cogiendo experiencia poco a poco».

  • El director del nuevo equipo será Iñigo Cuesta, con quien mantienes una buena relación de maestro/alumna desde hace años. ¿Qué importancia ha tenido su figura en tu desarrollo como ciclista?

«Iñigo (Cuesta) me conoce desde que era juvenil y siempre me ha apoyado en todo lo que ha podido. Desde muy pequeña, me ha dado consejos que no tenía por qué darme, ya que yo en aquella época aún no era nadie en el ciclismo. Es una gran persona y la verdad que es difícil pensar en un director mejor que él para el año que viene».

  • Años atrás, has sido una de las habituales en el ciclocross vasco y nacional, pero la temporada pasada no pudiste correr por lesión. ¿Tiene previsto regresar al barro este invierno?

«Este año empezaremos muy pronto a hacer concentraciones con el nuevo equipo, así que no podré hacer ciclocross. Es verdad que me gustaría, pero hay que seguir las directrices del equipo. Aún así, está claro que no cierro la puerta a volver a competir en un futuro, ya que es una disciplina que me gusta muchísimo».

  • Después de este nuevo paso adelante en tu carrera, ¿Qué sueños le quedan por cumplir a la Enara de 22 años?

«Una vez llegas a un equipo profesional, ya es difícil tener más sueños. Pese a ello, siempre hay que intentar buscar más y mirar más arriba. Es difícil, pero yo seguiré peleando para crecer en el ciclismo y, si se da la oportunidad, dar el salto en un futuro a un equipo del Women’s WorldTour».


Imagen destacada: Lander López

Sprint Final. Eriz Fraile (@FraileEriz)