#BarcelóEnLaVuelta – Tormentosa etapa en el corazón de Andorra

#BarcelóEnLaVuelta – Tormentosa etapa en el corazón de Andorra

2 septiembre 2019 Desactivado Por Jaume Colomines Cuadrad

Los ciclistas ponían punto y final a la primera semana de La Vuelta a España 2019 con una más que exigente etapa en Andorra donde tenían que recorrer el Coll d’Ordino, la Collada de la Gallina, el Alto de la Comella, el Alto del Llac d’Engolasters y finalmente, els Cortals d’Encamp. Si a la dureza del recorrido se le suman las inclemencias meteorológicas que hubo, el resultado fue una etapa muy complicada para todos.

Después de ser uno de los protagonistas de la jornada anterior con el noveno puesto en Igualada, Fernando Barceló amanecía ayer con brillo y sonrisa en la cara. La salida era pasado el mediodía y los hombres de Euskadi-Murias tuvieron tiempo de descansar lo suficiente antes de llegar a la zona de buses. Una vez allí, el ciclista oscense era la principal atracción, con felicitaciones y visitas por parte de sus familiares y amigos.

Al ser una etapa corta de 94,4 kilómetros y exigente desde un principio, varios ciclistas querían romper el pelotón desde un principio, lo que supuso una salida rápida y violenta. Barceló estuvo presente en los primeros tres o cuatro ataques pero viendo que no tenía piernas debido al esfuerzo hecho en el día anterior por lo que se quedó cortado al coronar Ordino. Pudo volver a entrar en la bajada e ir dentro del pelotón hasta la Collada de la Gallina donde pudo situar a su compañero Óscar Rodríguez en la parte delantera del grupo.

En el kilómetro 2 de este segundo puerto, volvió a quedarse de forma definitiva y fue pasando los siguientes puertos de la forma que pudo, además de aguantar la intensa tormenta marcada por la fuerte lluvia, el granizo y el frío. Una de las anécdotas de la etapa, fue que el ciclista al ver que entraba dentro del tiempo de corte, paró debajo de un tejado para resguardarse de la virulenta lluvia. Finalmente, Fernando llegó a meta con un buen grupo en la posición 112 a 32’25» de Tadej Pogacar (UAD), el vencedor de la etapa. A los ciclistas se les reflejaba en la cara el sufrimiento que habían soportado al llegar a la línea de meta. Algunos de ellos, bajaron hasta los buses con la misma bicicleta, otros con coches de equipo y una buena parte de ellos, con el funicular que les llevaba hasta la población de Encamp.

Hoy ha sido la jornada de descanso en la ciudad francesa de Pau, donde los integrantes del equipo Euskadi-Murias han podido reconocer el recorrido de la contrarreloj individual que se disputará mañana.


Fotografía: PhotoGomez Sport

Sprint Final, Jaume Colomines (@jaumecolomines, @jaume_colomines)